Blog de Fidelizador.com

Tips y artículos para optimizar tu Email Marketing.

email marketing versus email transaccional

Versus de hoy: Email marketing v/s Email transaccional

Comenzar, estrechar y mantener una relación a largo plazo entre una marca y sus clientes, es uno de los grandes desafíos en marketing. E indudablemente, el correo electrónico es un valioso canal para cumplir con tal objetivo. Sin embargo, antes de desarrollar una campaña, es fundamental diferenciar entre email marketing y email transaccional. ¿Por qué y bajo cuáles condiciones se debe utilizar cada uno?

En el mundo de los marketeros, los conceptos vagos pueden generar actos confusos o erróneos y, por ende, resultados perjudiciales para la empresa. A veces es más complejo de lo habitual, pero tener claridad sobre lo que implica cada proceso que se ejecuta, es indispensable. Así es que ahondemos en los detalles de este versus.

Descifrando el ADN del Email marketing

Cuando se diseña un plan para enviar este tipo de correos, los objetivos pueden ser múltiples. Por ejemplo, aumentar las conversiones, fortalecer el compromiso con la empresa, potenciar el brand awareness, etcétera. Pero acá una de las principales características diferenciadoras es que existe un propósito comercial en el mensaje. Aunque hay otros elementos distintivos que también se deben considerar.

  • Se crean pensando en los clientes potenciales o actuales.
  • Pueden ser programados para un envío no inmediato, sin afectar la satisfacción de los usuarios.
  • Se envían a varios destinatarios a la vez. Incluso, si existe un interés o necesidad en común, puede ser a la lista de suscriptores completa.
  • No se incluyen archivos adjuntos.
  • Debe contener el link para cancelar la suscripción.

¿Ejemplos? Hay distintos tipos de correos que pueden ser utilizados en una campaña de email marketing. Todo dependerá del objetivo que se haya definido.

  • Newsletters.
  • Invitaciones a eventos.
  • Mensajes de fidelización.
  • Promociones de contenidos, servicios y productos.
  • Avisos de ventas y ofertas estacionales, por ejemplo, durante el Cyber Monday.

Otro punto relevante, es que la estrategia para crear estos correos, está supeditada a cambios continuos. Por lo mismo, hay que efectuar acciones como el A/B testing, para averiguar qué funciona mejor con los destinatarios. ¿Necesitas un subject más persuasivo?, ¿el CTA debe cambiar de tamaño o lugar?, ¿tienes que definir una nueva hora de envío? En definitiva, es un proceso que requiere estar atento al comportamiento de los contactos y al cambio en sus necesidades o intereses.

Características del Email transaccional

Si bien en el caso anterior, la personalización es un factor relevante para obtener buenos resultados; cuando nos referimos a un correo electrónico transaccional, esa característica es mucho más profunda. Aquí el mensaje se envía como respuesta a la interacción ejecutada por el usuario en un sitio o plataforma web. Es decir, son mails que se activan o desencadenan, inmediatamente, tras un estímulo específico.

Veamos algunas de sus características distintivas:

  • Se destinan a los usuarios que interactuaron, pero sin necesariamente ser clientes.
  • Se envían automáticamente tras la acción del contacto.
  • El destinatario es único.
  • Es posible incluir archivos adjuntos.
  • No es obligatoria la existencia del link para cancelar la suscripción.

El email transaccional también incluye diversos tipos de mensajes. Y, por supuesto, cada uno dependerá de la acción que haya efectuado el usuario en la plataforma online. Revisemos ejemplos:

  • Comprobante por cambios de contraseña.
  • Confirmación de matrícula en un curso.
  • Verificación de una cuenta o perfil.
  • Notificaciones de compras o depósitos bancarios.

¿Qué elementos incluir en un mensaje de email marketing?

Independiente del tipo de email que se utilice, la presentación debe ser de calidad y funcional. Recuerda que un buen correo tiene que generar una experiencia positiva para el destinatario y ser totalmente confiable.

Por ejemplo, pensemos en una universidad que envía su newsletter para informar sobre los nuevos cursos que comienzan en marzo:

  • Logo de la institución: el suscriptor tiene que identificar la procedencia del boletín, en cuanto lo abra.
  • Título: uno que represente fielmente la naturaleza del mensaje.
  • Información destacada: por ejemplo, inicio de los cursos, valor referencial, descuentos o convenios, metodología (online o presencial), duración, etcétera.
  • Lista de los cursos: si son demasiados, no es necesario incluirlos todos. Tal vez, 10 o 15 podría ser una buena elección.
  • Hazlo visual: no olvides las imágenes, pero asegúrate de que sean nítidas, no interrumpan la lectura ni dificulten la carga del boletín.
  • CTA: si, por ejemplo, solo compartiste parte de los cursos que se ofrecen, puedes incluir un call to action que invite a visitar el resto del catálogo.
  • Footer: este corresponde a la parte inferior de tu newsletter, donde se incluyen datos de contacto, como el nombre de la persona encargada, su correo y teléfono.
  • Redes sociales: ¿la universidad tiene perfiles en Facebook, LinkedIn y Twitter? Es el lugar para compartirlos. Incluso, si cuenta con una aplicación móvil también se pueden incluir los botones correspondientes a App Store y Google Play.
  • Enlace para cancelar la suscripción: como último elemento, esto no puede faltar. Así te asegurarás de destinar tus envíos a quienes están verdaderamente interesados en ellos.

¿Cómo estructurar un correo electrónico transaccional?

Ten en cuenta que en esta oportunidad se trata de enviar información específica a un usuario en particular. Entonces, siguiendo con el ejemplo anterior, diseñemos una correspondencia para alguien que acaba de matricularse en uno de los cursos.

  • Luego del logo, inserta el mensaje personalizado: dirígete al usuario por su nombre, agradécele por haberse inscrito y dale la bienvenida a la nueva etapa que iniciará. Éste debe sentir que esas palabras se redactaron exclusivamente para él.
  • Resumen de la acción: aprovecha ese espacio para entregar más detalles. Puedes recordarle, brevemente, cuando empieza el curso, lo que aprenderá, y el desglose de los módulos.
  • CTA: aquí podrías hacer un llamado a leer un post que contiene mayor información sobre el curso o a ver el video de bienvenida grabado por el docente a cargo.
  • Enlaces a redes sociales: tampoco los olvides en un email transaccional.

Ahora es momento de que te atrevas a aprovechar las ventajas de ambos correos y los utilices conjuntamente para promover una comunicación efectiva con los suscriptores. De ese modo, brindas una experiencia extraordinaria y logras optimizar tus resultados. ¡No desperdicies esa oportunidad!

Suscríbete a nuestro newsletter

Y recibe todos los tips de nuestros expertos para tus campañas de Email Marketing.

Pruébalo gratis durante 15 días utilizando todas sus funcionalidades