Blog Fidelizador

Optimiza tu estrategia de Marketing

venta híbrida

Venta híbrida como presente y futuro: ¿de qué modo optimizar la experiencia de los clientes?

Para satisfacer las crecientes demandas de los clientes, las empresas necesitan reinventar sus modelos operativos y adaptarse a los contextos. Ello, por cierto, incluye el tener capacidad para integrar datos y técnicas directas y digitales, que ofrezcan experiencias formidables. Y ahí es donde destaca el concepto de venta híbrida.

Se trata de un modelo que combina los mundos online y offline, abarcando canales como los centros de atención telefónica y los correos físicos. Es un modo de venta más complejo que el tradicional, pero permite estar en el momento y lugar precisos cuando el posible comprador lo requiera; cuestión indispensable, entendiendo que estos no solo viven en la esfera digital.

Ofrecer soluciones y optimizar los procesos internos

El modelo híbrido abarca el despliegue de una relación omnicanal que reduce la brecha entre las ventas directas e indirectas, para llegar de manera efectiva a los clientes. Pero ello demanda cambios sustanciales en las empresas, lo que conlleva habilitar distintos canales para que funcionen complementariamente.

Tal implementación ayudará a optimizar las inversiones operativas, a conformar relaciones comerciales más eficientes y a mejorar la satisfacción del consumidor. Entonces, ¿qué debieras hacer para concretar este proceso? Compartimos tres acciones esenciales.

1. Aplica metodologías ágiles

Estas corresponden a enfoques adaptativos, basados en los doce principios del Manifiesto ágil, que suponen un modo diferente de trabajar y organizarse dentro de las empresas. ¿A qué se refieren? La prioridad está puesta en la satisfacción del cliente, pero también enfatizan en mantenerse abiertos a los cambios y en colaborar con los consumidores.

Algunos ejemplos son los métodos Scrum, Kanban y Extreme Programming XP. En este enlace puedes conocer más detalles con las ventajas y desventajas de cada metodología ágil, y profundizar sobre los principales componentes del manifiesto.

2. Potencia los procesos de ventas con Marketing

Las estrategias de Marketing Digital, especialmente pensando en un entorno omnicanal, son el complemento perfecto de la venta híbrida. Puedes recurrir al Email Transaccional, configurar campañas en serie mediante los workflows automatizados, trabajar tu SEO, hacer retargeting y desplegar el máximo de creatividad en otra decena de aportes.

Es una oportunidad para profundizar en el Customer Journey, extraer insights y unificar los puntos de contacto que serán determinantes en la ejecución de una compra. Lo principal es ubicar al cliente en el centro de la estrategia y basarse en objetivos claramente establecidos.

3. Optimiza tu presencia en redes sociales

Esas plataformas son un potente canal de contacto, cada una con distintos potenciales y funciones para desarrollar contenidos. Mediante ellas puedes crear comunidad, estrechando lazos que se mantengan a largo plazo. Por lo mismo, hablamos de estrategia. No sirven un par de tuits o de videos en Instagram, perdidos en el horizonte virtual. La comunicación debe ser constante y seguir un hilo conductor que sintonice con lo que representas como empresa.

Por ejemplo, puedes emplearlas para implementar asistencias en tiempo real, ofrecer de modo privado información crítica como la orden de compra para hacer seguimiento, compartir contenidos con fines educativos, etcétera. Pero es indispensable que sean recursos de valor y que la atención sea realmente oportuna y funcional. Un simple chatbot que deja en espera eterna al usuario, más que inversión será una pérdida,

Invertir en transformación digital es clave

Sin cubrir este requisito, hablar de venta híbrida es una ilusión. Es fundamental integrar tecnologías, información y competencias digitales que impulsen un proceso efectivo y eficiente, adaptado a las necesidades y hábitos de los consumidores. De ello dependerá, en gran medida, la calidad de la experiencia que tengan con tu empresa.

Cuando esto ocurre, mejora la productividad y competitividad, aumentan las posibilidades para profundizar sobre los intereses de tu público, se generan mecanismos que favorecen la comunicación y surgen oportunidades para diseñar mejores estrategias en favor de los clientes. Ahora, para llevar a cabo esta transformación digital o incluso fortalecerla, hay diversas acciones que puedes ejecutar. Revisa algunos de los ejemplos que compartimos en Fidelizador.

Hazle fácil la vida al cliente

Esa es la dirección hacia donde apunta la venta híbrida, ofrecer una experiencia de compra que contribuya a que la vida del cliente sea menos compleja, sobre todo cuando interactúa con tu marca desde los entornos digital y directo. Es, por lo tanto, un modelo donde las empresas asumen un papel más estratégico en materia de ventas corporativas, integrando y fortaleciendo los canales que configuran los distintos procesos de compra.

En consecuencia, lo importante es tener las capacidades, habilidades, recursos y herramientas para vender del modo en que los consumidores desean comprar. Por ejemplo, ¿prefieren cotizar por internet, luego adquirir el producto en tu tienda física y al final ser notificados en su email cuando el envío esté en camino al lugar de despacho? Pues bien, el desafío está en satisfacer sus requerimientos en los tres puntos de contacto como si fueran uno solo.

Es un trabajo enfocado 100% en el cliente que, al ejecutarse debidamente, reforzará la confianza de este en la empresa, reactivará el crecimiento de las conversiones e incrementará las posibilidades de retención y fidelización. Es una modalidad que sintoniza con las exigencias de un mercado cambiante y un conjunto de consumidores empoderados, donde, por cierto, el Marketing Digital será un agente clave para configurar un enfoque híbrido competitivo y vanguardista.

Pruébalo gratis durante 15 días utilizando todas sus funcionalidades

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]