Blog de Fidelizador.com

Tips y artículos para optimizar tu Email Marketing.

¿Qué perjudica a tu Email Marketing? 6 errores frecuentes y cómo evitarlos

Los errores en Email Marketing se multiplican. No solo llegan a una bandeja de entrada, sino que a cientos o a miles, dependiendo del tamaño de tu lista y de cuántos usuarios compartieron el contenido. Peor aún cuando no hay conciencia de que existen, repitiéndose en futuros despachos electrónicos.

Indudablemente, el optar por envíos masivos sin previa segmentación, es uno de los grandes errores que restan efectividad al mensaje y dificultan las conversiones. Pero ¿cuáles son los otros enemigos de tus campañas?

¡Veamos!

1. Olvidar a los usuarios móviles

A esta altura es casi impensado, pero aún sucede. Mala visualización de las imágenes, enlaces difíciles de cliquear, CTAs perdidos en medio de la información, necesidad de hacer zoom in o zoom out para leer y los bloques de textos largos, son parte de las características que obstaculizan la buena experiencia de navegación móvil.

En otras palabras, es indispensable crear campañas de Email Marketing responsivas; lo que puedes realizar rápida y fácilmente, mediante las plantillas o el editor asistido de Fidelizador. Aunque si tienes conocimientos en diseño web, también podrías hacerlo estructurando un código HTML mobile friendly.

2. Incluir enlaces rotos, incorrectos o inexistentes

Encontrar un “Oops, lo que buscas no existe”, es una mala noticia para los usuarios, pero también para los remitentes. Además de impedir que los primeros logren su objetivo y de dificultar la conversión, tal característica puede ser vista como una falta de prolijidad por parte de la empresa, al no chequear que todo estuviese en orden antes de activar el envío.

Es importante que hagas un despacho de prueba y revises cada link. Los CTA, tus vínculos a redes sociales, los pertenecientes al footer, etcétera. Ahora, si el error está en curso, intenta redireccionar el enlace al correcto, para no afectar la experiencia de los suscriptores.

3. Entregar ofertas engañosas en el subject

La línea del asunto es un elemento protagónico. Te puede enviar a la carpeta de spam, hacer que tu tasa de apertura vaya en caída libre o ayudarte a captar la atención del usuario más esquivo. Todo depende de lo que escribas en ella y de cuán acertado seas. Pero si no cumples lo que prometes, estarás en problemas.

Por ejemplo, supongamos que ofreces un despacho gratuito, pero al hacer clic, tu destinatario descubre que ese beneficio es válido para compras sobre los 30 mil pesos. Tal condición podría incentivarlo a abandonar tu correo, y hacer que se sienta molesto y engañado. Por lo mismo, debes ser claro desde el primer punto de contacto, para evitar un malentendido y no perder la confianza del suscriptor.

4. Carecer de un plan de entrega

Los extremos en Email Marketing no son beneficiosos para tu empresa y tampoco para tus contactos. Tienes que encontrar un equilibrio en cuanto a la frecuencia de envío, tal que tu llegada a los inboxs no sea excesiva ni poco cíclica, porque además de debilitar el vínculo con el suscriptor, podría ser mal visto por los ISP o proveedores de servicios como Gmail y Outlook.

¿Y cuál es la frecuencia ideal? Depende de tu público y de lo que ofreces como empresa. Cada usuario es diferente y tolerará más o menos tus envíos, según cuán comprometido se encuentre con tu marca. Por eso, debes evaluar qué es lo mejor para tu caso, cuidando que sea relevante para los contactos. Si no hay valor en la oferta, ninguna frecuencia será óptima.

5. Usar direcciones Noreply

Imagina la decepción del suscriptor al dar feedback a uno de tus envíos y, en un par de segundos, ver que su correo llega de vuelta con una notificación de fallo: “Tu mensaje no se ha podido enviar, porque la entrega a esta dirección está denegada”. Sin duda, una de las tantas maneras de arruinar la buena experiencia del usuario.

Entonces, es fundamental incluir una dirección para que este pueda interactuar con tu empresa. No siempre deseará hacerlo en tus redes sociales o a través del teléfono. Por lo demás, si él autorizó tu entrada a su bandeja, lo justo es que le permitas el ingreso a la tuya. De lo contrario, será como decirle “tu opinión no nos importa”.

6. Insistir en vender

Los mensajes y llamados a la acción efectivos se centran en el cliente, no en el producto o servicio. Y aunque el fin puede ser concretar una venta, hay que emplear un lenguaje amigable y un tono sutil para que el contenido no se convierta en una petición de compra desesperada e insistente.

Es decir, hazle saber cuáles serán los beneficios que obtendrá con lo que adquiera. Recuerda, tu cliente va a pagar por una experiencia; no le sirve que le digas “mi producto está hecho con hilos de cobre”, si no sabe en qué lo ayudará ese metal. Por lo tanto, debes enfocarte en el valor que tu oferta entregará al usuario.

Vista previa del mensaje + Envío de prueba

Esta suma es clave para detectar posibles errores en tus campañas de Email Marketing. La primera herramienta entrega una previsualización de tu diseño en dispositivos móviles y en el escritorio, mientras la segunda, es una gran oportunidad para realizar un escaneo completo de lo que llegará a los inboxs de tus usuarios.

Ambas están disponibles en la plataforma de Fidelizador. La primera, es parte de los editores de newsletters HTML y Drag and Drop; y la segunda, se despacha al programar la campaña. Utilízalas siempre, aunque sientas que tu diseño quedó perfecto. Jamás actives un email definitivo, sin haberlo chequeado todas las veces que sean necesarias.

¿Y si cometes un error? Tómalo como una oportunidad para aprender y mejorar. Cuanto más rápido lo descubras, mayores serán tus posibilidades de recuperación.

Suscríbete a nuestro newsletter

Y recibe todos los tips de nuestros expertos para tus campañas de Email Marketing.

Pruébalo gratis durante 15 días utilizando todas sus funcionalidades