Blog Fidelizador

Optimiza tu estrategia de Marketing

UX versus UI

UX versus UI: conoce la diferencia y qué papel cumplen en Marketing Digital

Es poco probable que durante todos nuestros años de visitas online no nos hayamos enfrentado a sitios confusos, que carezcan de una propuesta de valor y dificulten la navegación. Y en esos casos es cuando más evidente se hace la relevancia de las UX y UI. Ambos acrónimos representan piezas fundamentales para el buen rendimiento del Marketing Digital y, sobre todo, para la satisfacción de los usuarios.

Pero antes de avanzar, es necesario conocer cada concepto para comprender cómo se vinculan entre sí y por qué la UX no funciona sin la UI. ¡Empecemos!

UI o interfaz de usuario

Derivado del anglicismo User Interface, la UI implica diseñar interfaces amigables para el usuario, que lo guíen por un sistema, donde pueda navegar y alcanzar su objetivo, sin contratiempos ni dificultades. Por lo tanto, el encargado de esta función debe resolver cuestiones como:

  • Selección y distribución de los elementos que se incluirán (botones, campos requeridos en un formulario, menú y submenú, etcétera).
  • Guías de estilo (tipografías, paletas de color).
  • Diseño visual (imágenes, iconos, etcétera).
  • Diseño de interacción (por ejemplo, qué mensaje de error aparecerá cuando el usuario se equivoque al digitar su password).

Ahora, para que todo funcione debidamente, existen algunos principios de diseño UI que debieran cumplirse:

  1. Permitir que los usuarios tengan el control, para que no se frustren y aprendan rápidamente qué hacer. Por ejemplo, entregarles la opción de retroceder lo que están haciendo, en caso de cometer un error.
  2. Hacer que sea cómodo interactuar con un producto, eliminando todo tipo de elemento, paso o información innecesaria y manteniendo el orden.
  3. Reducir la carga cognitiva. Esto es evitar que los visitantes deban pensar o trabajar demasiado para lograr lo que buscan al interactuar.
  4. Hacer que la interfaz de usuario sea consistente o intuitiva. Por ejemplo, no cambiar los estilos visuales dentro del sitio sin razón aparente.

UX o experiencia de usuario

Este concepto requiere ponerse 100% en los zapatos del usuario, pues comprende lo que él experimenta y siente antes, durante y después de ingresar a un sistema (página web, app, etcétera). Ello lleva a que el especialista de esta área sea capaz de:

  • A través de métricas, analizar la interacción de los usuarios con el producto online, para optimizar los puntos de encuentro.
  • Evaluar la usabilidad para analizar el diseño y desempeño de un sistema, producto o servicio.
  • Identificar el modo de comunicarse con el usuario para transmitir, eficazmente, los atributos de marca.
  • Desarrollar wireframes para tener una estructura visual del sistema, que organice el contenido y el flujo de navegación.
  • Realizar benchmarking para comparar lo que ocurre en la industria y el entorno online.

Entonces, si lo traducimos en términos simples, la interfaz de usuario representa lo que este encontrará cuando ingrese al sistema; aquellos elementos y funciones que harán posible la navegación. Mientras que la experiencia de usuario tiene que ver con la sensación que tendrá antes, durante y después del proceso de interacción.

¿Cuál es la importancia de ambos conceptos para tu Marketing Digital?

Ahora que tenemos claro a qué apunta cada uno y en qué se diferencian, desarrollemos este segmento con un ejemplo. Imagina que acabas de lanzar tu ecommerce y realizas una campaña onmicanal para promocionarlo. Tras ello captas la atención de Pedro, tu primer cliente potencial, quien a simple vista queda encantado con tus productos.

¿Qué ocurre?

Tras pasar algunos minutos navegando desde su móvil, logra armar su carrito de compra y llega al formulario para agregar sus datos de contacto y envío. Pero cuando hace clic en “Pagar”, se encuentra con un enlace roto. Entonces, intenta volver al paso anterior y descubre que su carrito está vacío. ¡Qué frustración!

Ahí vale preguntarse, de qué sirvió desplegar recursos en campañas si para Pedro y el resto de los visitantes esto no funcionó. Probablemente abandonen el sitio, muy molestos y sin ganas de regresar. Por ello, tus acciones de Marketing Digital deben ir de la mano con el diseño de la interfaz y de la experiencia de usuario. De lo contrario, será como tener en el closet la última prenda de moda, pero en dos tallas menos.

Conclusión: generar un espacio de valor es clave

Ese es el soporte del Marketing Digital. Si las acciones en cuanto a estrategias y a campañas no resultan valiosas para los destinatarios, será trabajo perdido; y como vimos, la interfaz de usuario y la experiencia de usuario tienen todo que ver en la generación de valor. De hecho, si la navegación por tu sitio web no es óptima, va a ser casi imposible proporcionar una buena experiencia.

En síntesis, establecer vínculos con el público, en la esfera online, va más allá de crear contenidos de calidad o abrir vías de comunicación. El diseño y todo lo relacionado con la usabilidad de las plataformas donde va a navegar el usuario, deben ser óptimos. Una correcta UI nos ayuda a entregar una excelente UX.

Esto último derivará en mejores oportunidades para conquistar y retener al público, mayores posibilidades para fortalecer la imagen de una marca y, en definitiva, aportará más instancias para captar conversiones. Por lo mismo, comprender las verdaderas necesidades y lo que motiva a tus leads, prospectos y clientes a vincularse con tu marca, será esencial para hacer un buen trabajo en materia de UX y UI.

Suscríbete a nuestro newsletter

Y recibe todos los tips de nuestros expertos para tus campañas de Email Marketing.

Pruébalo gratis durante 15 días utilizando todas sus funcionalidades