Blog Fidelizador

Optimiza tu estrategia de Marketing

estrategia de Email Marketing

Cómo vender mediante una estrategia de Email Marketing

Así como crece el número de usuarios activos, también lo hace la competencia en las bandejas de entrada. Y cuando pensamos en cómo vender, el foco debe ir en resolver de qué manera captar el interés de los suscriptores para no ser invisibilizado bajo un cúmulo de correos, ni perder los recursos que se invirtieron al diseñar y poner en marcha la estrategia de Email Marketing.

Un factor fundamental es construir una marca creíble, que obtenga en buenos términos la confianza de sus clientes y, por cierto, la mantenga a largo plazo. Podríamos decir que ese es el estándar mínimo para aumentar las ventas entre los compradores habituales y los nuevos. De hecho, la credibilidad es el activo más poderoso para captar nuevos consumidores, estrechar la relación con los existentes y ganar promotores orgánicos.

Primero los clientes, después el producto

La tentación por destacar los maravillosos atributos de aquello que se ofrece como marca, no es una buena consejera para crear estrategias o campañas. La esencia está en dirigir el foco hacia las necesidades de los suscriptores para que el mensaje tenga sentido y los impulse a una conversión que responda a sus expectativas.

Después de todo, no se trata de vender por vender. Lógicamente, debe existir un impacto positivo en el ROI, pero ello no puede ser a costa del bienestar de los usuarios. Es indispensable identificar las necesidades que aún no han sido cubiertas y, a partir de ahí, plantear una propuesta de valor que logre satisfacerlas. O sea, es ilógico entregar una lista detallada de cuán fantástico es un producto, si el cliente no conoce las ventajas que tendrá al comprarlo.

Elige el momento adecuado para el envío

¿Qué hacen los usuarios cuando se enfrentan a un mar de correos sin leer? Una práctica habitual es seleccionarlos y marcarlos como leídos sin la intención de abrirlos, a excepción de unos pocos que logran el preciado clic de apertura. Noticia desalentadora para varios remitentes. Por lo mismo, antes de concentrarse en cómo vender hay que conocer el terreno donde desplegarás tu estrategia de Email Marketing.

Y justamente cuando no existe una planificación en cuanto a frecuencias y momentos de envío es muy probable terminar en ese flujo de correos sin leer, ya sea porque el contacto carece de tiempo, se siente abrumado o pierde interés. Por cierto, como existe una serie de factores que influyen al determinar los días y horas, no hay acuerdos sobre cuáles son los mejores, pero en esta infografía te entregamos algunas pistas para sincronizar tus horarios de despacho y mejorar las tasas de conversión.

Revive el interés de los suscriptores inactivos

Quienes no interactúan durante un tiempo, no necesariamente son clientes perdidos. Tal vez necesitan solucionar un problema, tener asesoría o recibir algún impulso para volver a relacionarse con tu empresa. Y entendiendo que, en menor o mayor grado, la inactividad es parte normal de la lista de contactos, es importante tener una estrategia de Email Marketing enfocada en esos segmentos.

Además, esa es una manera de hacerles saber que los extrañas, que son valiosos y que los quieres de regreso. Muy probablemente, no podrás retenerlos a todos, pero ignorar a esos usuarios no es compatible con una marca que busca cómo vender. Empieza por atraerlos con tu línea de asunto y crea un descuento u oferta especial; pero también infórmales con un lenguaje amable y cercano que de no responder hasta cierto plazo serán eliminados de la lista, aunque siempre pueden volver cuando lo deseen.

Configura flujos automatizados

Los workflows son una herramienta sumamente poderosa para guiar al suscriptor hacia el carrito de compras. Puedes personalizar los envíos, obtener indicadores de rendimiento en tiempo real y configurar cada despacho para el momento oportuno. Lo principal es definir el objetivo para cada flujo antes de crearlo, tal que tus acciones sean efectivas.

Mediante cada esquema automatizado puedes enviar campañas de Upsell y Cross Sell, entregar lead magnets, despachar una serie de bienvenida, recuperar carritos abandonados, hacer remarketing, entre muchas otras opciones. La clave está en planificar tu secuencia, estableciendo los tiempos de término para no saturar los inboxes con contenidos que el destinatario no desea recibir.

En la práctica, desarrollar una estrategia de email automatizada exitosa implica saber cuándo empezar y en qué momento retirarse. Así no caes en campañas invasivas que, en vez de atraer, generarán la molestia de los contactos. En Fidelizador puedes revisar diversos artículos sobre esta materia, como este referente a Marketing Automation.

Conectar con las expectativas del cliente

Mencionamos que lo primero es enfocarse en los usuarios, no en las bondades de tus productos. De ese modo, será posible poner en marcha una estrategia de Email Marketing que ofrezca experiencias coherentes y acordes con las expectativas del cliente. Condición fundamental a la hora de resolver cómo vender.

Por otra parte, el camino más poderoso para descubrir qué funciona mejor para tu empresa es probar tus campañas de correo electrónico y analizar su rendimiento. Así disminuyes tus tasas de error, te adelantas a posibles problemas y aumentas los indicadores de ventas. En suma, tomarás mejores decisiones que te permitirán relacionarte con tus suscriptores desde un plano que aporte valor y grandes beneficios para ambos.

Pruébalo gratis durante 15 días utilizando todas sus funcionalidades

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]