Blog Fidelizador

Optimiza tu estrategia de Marketing

campañas marketing

Cuáles son las mejores prácticas para diseñar campañas de Email Marketing efectivas

Generar una primera buena impresión es la entrada para conectar con tus suscriptores, pero ¿qué ocurre después? Por sí solo, un buen comienzo no garantiza vínculos auténticos a mediano y largo plazo; es únicamente el paso inicial de un extenso camino. Pero ahí es donde la adopción de mejores prácticas, durante todo el trayecto, hará la diferencia para impulsar estrategias de Email Marketing con altas tasas de conversión y amplio alcance.

Desde luego, uno de los principales requisitos es partir con una lista de contactos propia, para interactuar con el debido consentimiento de tus usuarios. Puede ser el camino más largo, pero el más seguro al momento de establecer vínculos. En este artículo te entregamos algunas ideas para crear una lista calificada aportando valor.

Minimizar riesgos y errores

Evitar caer en spam no siempre es posible, siempre hay una probabilidad de que ello ocurra; básicamente, porque no todo depende de tus buenas acciones. Lo mismo sucede con otros factores que debilitan tu rendimiento, como las dadas de baja. Sin embargo, sí puedes concretar medidas para disminuir los riesgos y tener mayor control de tus estrategias.

¿Y los errores? Pueden ser por desconocimiento, omisión o descuido, por ejemplo, redactar líneas de asunto sobrevaloradas o realizar envíos sin una periodicidad definida. Y aquí adoptar mejores prácticas es fundamental para detectarlos y prevenirlos.

1. Define métricas y KPI significativos

Las tasas de apertura y clic son elementales en Email Marketing, y si bien lo que midas depende de tus objetivos, hay otros valores que también deben analizarse para escanear tus campañas y tomar buenas decisiones. Es importante considerar datos procesables que entreguen una mayor comprensión del contexto (tu negocio, comportamiento de consumo, mercado. etcétera).

Por ejemplo:

  • Tasa de conversión
  • Tasa de registro
  • Tasa de quejas por spam
  • Tasa de rebote
  • Tasa de desuscripción
  • Tasa de retención de suscriptores
  • Retorno de la Inversión
  • Ingresos por email abierto
  • Ingreso promedio por correo electrónico enviado

2. Personaliza de modo inteligente

Incluir el nombre de tu destinatario en la línea de asunto y dentro del correo, es una excelente alternativa para aportar cercanía a tu mensaje. Sin embargo, los datos de tus reportes son una mina de oro para extraer insights y realizar personalizaciones más sofisticadas.

Pero también hay que hacerlo con moderación para no ser invasivos. Los suscriptores tienen que sentirse cómodos y familiarizados con tus contenidos. En nuestro blog puedes profundizar sobre el análisis de datos desde un enfoque estratégico y holístico para predecir, dar forma al comportamiento del consumidor y adaptar tu mensaje a cada segmento.

3. Estructura una lista de verificación previa al envío

Antes de que tu mensaje llegue a las bandejas de entrada tienes que chequear cada detalle. Así evitas errores, mejoras la experiencia de los usuarios y optimizas el resultado de tu campaña. Pero como el rendimiento en Email Marketing depende de múltiples factores, es indispensable tener un checklist bien definido para cubrir todo lo necesario.

Te ayudamos con algunos pasos:

  • Revisa tu línea de asunto y preheader: ortografía, tipografía, que sean distintos a los de otras campañas, etcétera.
  • Verifica que todos los enlaces funcionen: el de desuscripción, CTA, redes sociales, canales de contacto, entre otros.
  • Examina los elementos de accesibilidad: por ejemplo, textos alternativos en imágenes, encabezados (H1, H2, etcétera), textos de enlaces (hazlos más descriptivos), y contraste de colores.
  • Habilita las pruebas A/B: de subject, call to action, imágenes, remitente, etcétera.
  • Escanea las copias: revisa los títulos, la estructura de tus oraciones, chequea redundancias o si es necesario cambiar algún termino, etcétera. Haz una edición exhaustiva.

4. Deja que la automatización realice el trabajo duro

Con una carga considerable de responsabilidades y desafíos, es imposible excluir a la automatización del ranking de mejores prácticas. Es una herramienta que aporta productividad a los equipos y entrega una elevada dosis de eficiencia a los procesos estratégicos. Además, permite impulsar la escalabilidad de tus campañas y agregar valor a la experiencia de los suscriptores. En este artículo puedes conocer más sobre los workflows de Fidelizador y cómo aplicarlos a tus estrategias.

Impulsar un trabajo integral

El Email Marketing no solo depende del trabajo que se realice en torno al diseño y despacho de campañas. Existen múltiples factores externos que también repercuten en el desempeño y en la experiencia de los usuarios. Por ejemplo, el fulfillment o proceso de cumplimiento de pedido. Si falla continuamente, las expectativas de los consumidores se frustran, la confianza en la empresa comienza a mermar y la efectividad de los futuros envíos se debilita. Peor aún si el servicio de atención al cliente no es el óptimo.

Ahora, sin duda, son funciones que involucran a distintas áreas, equipos o departamentos, dentro y fuera de la empresa. Pero es importante que exista una visión estratégica integral, para que las partes funcionen como engranajes y den paso a experiencias superlativas que contribuyan al buen rendimiento de las próximas campañas.

Por eso, si bien, al hablar de mejores prácticas estamos enfatizando en el ítem correo electrónico, también es fundamental trabajar en sincronía con otros procesos. Es decir, la prioridad está en conformar una red robusta de operaciones que impulse el bienestar del cliente antes, durante y después de su recorrido. Ese será tu activo más preciado para generar conexiones sólidas y estimular el crecimiento sostenido de tu negocio.

Pruébalo gratis durante 15 días utilizando todas sus funcionalidades

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]